ACERCA

 

inicial-grito11

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

A mis 35 años me asumo tan ignorante como cualquier otro mexicano de mi generación. Disfruto leer pero no soy ningún intelectual, haciendo a un lado la danza y la ópera, que en realidad no me terminan de gustar, pienso que puedo apreciar casi cualquier tipo de expresión artística más no participo activamente siguiendo algún colectivo de creadores plásticos, no tengo idea de qué significa “el nuevo cine mexicano” y en general mi relación con las expresiones culturales es la de un simple espectador, con una excepción, bueno en realidad son un par de ellas: Arquitecto de profesión y músico de vocación, he estado en cierto contacto con ambas disciplinas por unos buenos años ya.

Si bien en el caso de la Arquitectura, por la variedad de su quehacer, por la parte práctica del oficio y por el tipo de necesidades que satisface, resulta un tanto natural entrar de lleno al mercado productivo y hacer una carrera, en el caso de la Música, por lo menos en mi experiencia, no resulta tan fácil o por lo menos no tan inmediato. Como músico amateur he sido testigo de la indiferencia hacia un movimiento cultural que no ha logrado cohesión y que está diseminado por todas partes sin lograr una identidad. Si hoy leo una revista o enciendo el radio voy a enterarme de muchas cosas sobre festivales en California, o la última puntada de un cantante español y por supuesto, voy a sentirme “feliz” porque viene una mega banda europea, pero poco voy a enterarme de los movimientos culturales emergentes nacionales.

Si esto pasa con la música, no dudo que pase con otras disciplinas artísticas. No pienso que sea falta de talento o responsabilidad de los medios masivos de comunicación, que tienen sus intereses muy propios y muy respetables, pienso que más bien es un problema de difusión de la cultura en el País combinado con un problema de educación; en pocas palabras la pregunta es: los productos culturales que consumimos, ¿los buscamos o nos los imponen?

 

 

 

Contracultura en México

Más allá de discutir sobre tribus urbanas y sus costumbres o qué tan auténticas puedan ser éstas, sino más bien enfocando el aspecto de las expresiones culturales alternativas a las principales corrientes que vemos en todos los medios de comunicación, me interesa la contracultura como el proceso para cuestionar y renovar la vida cultural.

El concepto de que las contraculturas de ayer son las corrientes dominantes de hoy, puede ser algo positivo o negativo según el cristal con que se mire. En mi opinión es un proceso natural que revoluciona la oferta cultural. Si uno como consumidor está educado para distinguir propuestas auténticas con contenidos enriquecedores, o por lo menos tiene acceso inmediato a ellas, va a ser más fácil que dichas propuestas tengan mayor exposición en los medios y tengamos una vida cultural de mayor calidad.

No se trata de descubrir el hilo negro, seguramente mucha gente está ocupada trabajando en esto. Línea Alterna es desde hoy mi granito de arena para experimentar e investigar en el medio cultural emergente nacional y ver si podemos encontrar a estos creadores extraordinarios que están por ahí así como a aquellos productores y empresarios que en su romanticismo apuestan a favor de estas expresiones artísticas y por último conocer los medios por los que estos esfuerzos son actualmente difundidos a la sociedad y cómo se podrían difundir con mayor efectividad.

Este blog es un experimento, puede ser una simple bitácora sobre los temas que me interesan o puede crecer dependiendo de la colaboración que reciba. Hoy estoy un tanto motivado para invertirle esfuerzo a esta empresa, no quiero sonar hipócrita, si en un futuro este esfuerzo se refleja en un beneficio es mi intención que todo aquél que se interese en estos temas participe de estos beneficios, así que la puerta está abierta para cualquiera que deseé invertir ingenio y tiempo en este espacio con la única regla de estar abiertos al intercambio respetuoso de ideas.

Bienvenidos a esta Línea Alterna.

Dan, Línea Alterna 2009